Rss Feed
Tweeter button

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Temas etiquetados como: ‘Trastorno por atracón’

EMBARAZO Y TCA.

13 julio, 2010

El embarazo y el periodo de post parto están asociados a cambios en las actitudes y comportamientos hacia la alimentación independientemente de padecer o no un Trastorno de la Conducta Alimentaria (TCA).

Diversos estudios muestran como pacientes con TCA mejoran los síntomas (purgas, atracones e ideas relacionadas con el trastorno) de forma significativa durante el embarazo. Sin embargo, la frecuencia o intensidad de los síntomas vuelven a niveles iniciales tras el parto. Este hecho, sucede en los distintos grupos de TCA (Bulimia Nerviosa, Anorexia Nerviosa y TCANE). Por ello, el embarazo podría ser un buen momento para identificar y animar a estos pacientes para que se pongan en tratamiento. Dado que durante el embarazo una mujer con TCA, es capaz de realizar cambios en el TCA, el dotar a estas mujeres de un tratamiento en este momento, podría favorecer que los cambios perduraran más en el tiempo.

(Información obtenida en Eating Disorder symtoms in Pregnancy: A Prospective Study. Internacional Journal of Eating Disorders 2008; 41: 277-279)

¿CÓMO APARECE Y SE DESARROLLA EL TRASTORNO POR ATRACÓN?. CONTINUACIÓN.

30 junio, 2010

El 63 % de los participantes en el estudio tenían un sobrepeso antes de iniciar conductas restrictivas o atracones. Ello es consistente con otros estudios de niños y adolescentes con sobrepeso. Sugiere que el tener un sobrepeso en edades tempranas tiene implicaciones importantes en el desarrollo posterior de un Trastorno Alimentario. El patrón secuencial del grupo que comienza con sobrepeso se caracteriza por la consecuente restricción alimentaria y seguido por la aparición de atracones. Este dato concuerda con la teoría de que la restricción alimentaria es el principal precursor de los atracones, pero sugiere que la posibilidad de un problema de sobrepeso, existía ya antes de que se comenzara con la restricción alimentaria.

El 21% de los sujetos que formaban parte de esta investigación, comenzaron el trastorno con una restricción alimentaria y posteriormente aparecieron los atracones y problemas de sobrepeso. Ello también apunta que paradójicamente la restricción alimentaria puede incrementar el riesgo de una futura obesidad.

Finalmente, el 16% de los sujetos comenzaron con atracones y posteriormente se desarrolló el sobrepeso y las conductas restrictivas. Este resultado vislumbra el papel de los atracones en una posterior subida de peso y el riesgo de una obesidad en determinados individuos.

Estos tres distintos caminos muestran la heterogeneidad y las interrelaciones entre restricción alimentaria, atracones y problemas de peso. Señala también la necesidad de una detección precoz y prevención de los TCA y la obesidad en niños y adolescentes.

(Información obtenida de International Journal of Eating Disorders 2007; 40:165-170).

¿CÓMO APARECE Y SE DESARROLLA EL TRASTORNO POR ATRACÓN?

23 junio, 2010

Diversos estudios han demostrado que el sobrepeso en edades tempranas está asociado a la aparición también en edades tempranas de atracones y conductas restrictivas. Muchos niños y adolescentes que presentan atracones y conductas restrictivas, tuvieron anteriormente a la aparición de estos síntomas, un sobrepeso.

Diversos estudios sugieren por lo tanto que el sobrepeso u obesidad pudieran ser un factor de riesgo para el desarrollo de un Trastorno del Comportamiento Alimentario.

La Dra. D. L. Reas y el Dr. C. M. Grilo realizaron un estudio en el que participaron 284 personas adultas que estaban buscando tratamiento y que padecían un Trastorno por Atracón. El objetivo del estudio de estos investigadores, era evaluar la secuencia de aparición de los síntomas (sobrepeso vs. conductas restrictivas y atracones) de este trastorno.

El 63 % de los sujetos tuvieron problemas de sobrepeso antes de la aparición de las conductas restrictivas o los atracones.

El 21 % habían comenzado con conductas restrictivas y posteriormente aparecieron los atracones y el sobrepeso.

El 16 % de los sujetos comenzaron directamente con atracones.

Si comparamos hombres y mujeres, las diferencias son significativas. Hay más mujeres que comienzan primero restringiendo su alimentación y posteriormente aparecen los atracones y el sobrepeso.

La próxima semana comentaremos las conclusiones a las que podemos llegar gracias a estudios como este.

(Información obtenida de International Journal of Eating Disorders 2007; 40:165-170).

Mi hija tiene atracones pero no creo que tenga una Bulimia Nerviosa

17 noviembre, 2009

Mi hija tiene atracones pero no creo que tenga Bulimia Nerviosa

Como te hemos comentado, los atracones es el síntoma más destacado de la Bulimia Nerviosa. Sin embargo no es exclusivo de esta enfermedad. También puede aparecer en otros Trastornos de Comportamiento Alimentario (TCA):

- Hay pacientes con Anorexia Nerviosa que también sufren atracones. Sin embargo, estos atracones, por lo general difieren respecto a la cantidad de alimento ingerido. Suelen ser atracones donde se come menor cantidad de alimento. En ocasiones, lo que comen puede ser considerado una cantidad normal por una persona sana. Sin embargo la sensación de pérdida de control y la culpa tras este son semejantes a las emociones que siente una persona con BN. Los llamamos atracones subjetivos. En algunos casos la Anorexia Nerviosa presenta atracones en el proceso de curación o cuando evoluciona hacia una Bulimia Nerviosa.

- Hay otro TCA llamado Trastorno por atracón en el que también aparecen atracones. Los atracones en este trastorno son similares en cantidad de alimento ingerido a los de alguien que sufre Bulimia Nerviosa. Sin embargo la velocidad con la que se come es significativamente menor. Estos atracones se extienden tanto en el tiempo que se asemejan a un picoteo constante. Un rasgo principal que difiere el Trastorno por Atracón de la Bulimia Nerviosa es que en el primero no compensan tras el atracón (restricción, ejercicio físico compulsivo, vómitos o abuso de laxantes o diuréticos).

Si estas leyendo esta información es porque quizá sospechas que tu hija tenga una Bulimia Nerviosa o un trastorno del comportamiento alimentario. Si es así te recomendamos que te pongas en contacto con un profesional. Un diagnóstico e intervención precoz influye en un mejor pronóstico.