Rss Feed
Tweeter button

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Temas etiquetados como: ‘restricción alimentaria’

¿CÓMO APARECE Y SE DESARROLLA EL TRASTORNO POR ATRACÓN?. CONTINUACIÓN.

30 junio, 2010

El 63 % de los participantes en el estudio tenían un sobrepeso antes de iniciar conductas restrictivas o atracones. Ello es consistente con otros estudios de niños y adolescentes con sobrepeso. Sugiere que el tener un sobrepeso en edades tempranas tiene implicaciones importantes en el desarrollo posterior de un Trastorno Alimentario. El patrón secuencial del grupo que comienza con sobrepeso se caracteriza por la consecuente restricción alimentaria y seguido por la aparición de atracones. Este dato concuerda con la teoría de que la restricción alimentaria es el principal precursor de los atracones, pero sugiere que la posibilidad de un problema de sobrepeso, existía ya antes de que se comenzara con la restricción alimentaria.

El 21% de los sujetos que formaban parte de esta investigación, comenzaron el trastorno con una restricción alimentaria y posteriormente aparecieron los atracones y problemas de sobrepeso. Ello también apunta que paradójicamente la restricción alimentaria puede incrementar el riesgo de una futura obesidad.

Finalmente, el 16% de los sujetos comenzaron con atracones y posteriormente se desarrolló el sobrepeso y las conductas restrictivas. Este resultado vislumbra el papel de los atracones en una posterior subida de peso y el riesgo de una obesidad en determinados individuos.

Estos tres distintos caminos muestran la heterogeneidad y las interrelaciones entre restricción alimentaria, atracones y problemas de peso. Señala también la necesidad de una detección precoz y prevención de los TCA y la obesidad en niños y adolescentes.

(Información obtenida de International Journal of Eating Disorders 2007; 40:165-170).

COMO ACTUAR ANTE LOS SÍNTOMAS DE LA BULIMIA NERVIOSA

18 abril, 2010

ACTUACIÓN ANTE LOS COMPORTAMIENTOS RESTRICTIVOS

Antes de entrar en la práctica, recordemos algunos aspectos básicos:

Entendemos por comportamientos restrictivos, todos aquellos que van destinados a reducir la ingesta de comida con el objetivo de evitar engordar o perder peso. Existen tres tipos de restricción alimentaria:

- Eliminar alguna de las comidas principales (Desayuno, comida y cena).

- Reducir las cantidades de comida por debajo de lo normal.

- Evitar el consumo de determinados alimentos considerados “hipercalóricos” (ej. Dulces) y/o determinadas formas de elaborar los alimentos (fritos, empanados….).

Es importante diferenciar éstos comportamientos de lo que sería comer de forma saludable en la línea de prevenir enfermedades o la restricción que se debe a la presencia de algún tipo enfermedad física (diabetes, hipercolesterolemia etc…).

Por otro lado éstos comportamientos son de tipo compulsivo. Esto quiere decir que la persona siente urgencia a realizarlos, para evitar estados de ansiedad que son a su vez consecuencia del miedo a engordar.

Las personas con un problema de bulimia presentan conductas restrictivas tanto como forma de perder peso, como de compensar el efecto de los atracones. Es fundamental intervenir sobre la conducta restrictiva reduciéndola y en la medida de lo posible eliminándola, puesto que va a ser el principal desencadenante de los atracones.

Y entonces, ¿Qué puede hacer la familia?

ALGUNOS CONSEJOS PRÁCTICOS

  • Temporalmente la persona con Bulimia Nerviosa delegará en otro miembro de la familia, las tareas relacionadas con comprar y elaborar la comida. La obsesión por la gordura hace muy probable que limiten la compra de comida a ciertos productos entendidos “light”, desnados etc… En la carrera por consumir las mínimas calorías posibles, elaborarán la comida con muy poco aceite, preferiblemente los alimentos a la plancha o hervidos etc…

  • Se sentará en la mesa cuando la comida esté servida . Es importante ayudarles sirviéndoles la comida, porque como consecuencia de su problema han perdido la noción de lo que es una cantidad adecuada de comida.

  • En los casos en los que exista una resistencia activa a comer, se les estimulará a que lo intenten y permanecerán en la mesa hasta que el resto de la familia termine de comer.

  • En cada una de las comidas la familia le brindará a su hija/o la oportunidad de comer, evitando presiones y discusiones. Se trata de ayudarla a enfrentarse con una situación que le provoca un terrible miedo. Animarla/o ha conseguirlo en un ambiente de comprensión y afecto va a ser de gran ayuda.

“No va a ser un trabajo fácil, en muchos momentos su hija/o se resistirá a comer e incluso se mostrará agresiva/o ante aquellos que le estén ayudando a alimentarse. Será necesaria una buena dosis de paciencia y un ánimo alto que permita enfrentarse a las dificultades que seguro nos vamos a encontrar”.

Próxima publicación: Como actuar ante las conductas purgativas