Rss Feed
Tweeter button

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Temas etiquetados como: ‘PERFECCIONISMO’

¿Por qué mi hija no quiere comer si tiene hambre?

3 diciembre, 2009

¿POR QUÉ MI HIJA NO QUIERE COMER SI TIENE HAMBRE?

Estamos en una época en la que gran parte de la población femenina y sobretodo adolescentes desean estar más delgadas. No resulta extraño si contemplamos dos aspectos: La tendencia estética actual y la etapa adolescente.

Si vuestra hija(o) se encuentra en plena adolescencia, debéis tener en cuenta que su personalidad se está desarrollando. Es una fase llena de inseguridades, en la que la autoestima depende aún en gran parte del exterior. Por ello es tan importante el reconocimiento social. Es una época en la que se inician las primeras relaciones con el sexo opuesto y si a esto añadimos que su cuerpo también se encuentra en proceso de cambio, parece que ya tenemos los ingredientes necesarios para que vuestra hija(o) desee perder peso. Es una etapa en la que el aspecto físico y la imagen son para ellas de gran valor. Muchas niñas en pleno proceso de cambio corporal se comparan con la tendencia estética y bien a través de un personaje famoso o comparándose con alguna amiga que se acerque a esta tendencia. E aquí el riesgo de empezar con una restricción alimentaria, bien por medio de una dieta leída en cualquier revista o por ella misma eliminando algunos alimentos y/o cantidades de sus comidas habituales.

Hasta aquí no existe problema. Muchas mujeres en algún momento de su adolescencia han realizado algún tipo de dieta o restricción alimentaría con el objetivo de perder peso y no por ello han desarrollado ningún problema de Anorexia ni de Bulímia.

En el proceso de adelgazamiento, pueden existir algunos factores que nos ayuden a comprender porqué nuestra hija(o) durante este proceso si, ha desarrollado este problema.

Autoestima

Si se trata de una adolescente con una pobre autoestima, parece ser muy gratificante para ella que los demás elogien su pérdida de peso. Esta respuesta, por parte de los demás le hace sentirse muy bien y necesita seguir sintiéndose así. En principio, parece que ha encontrado la solución a sus problemas. Controlar su peso y cuerpo es algo que sí sabe hacer y en inicio no le resulta tan difícil. Así que gradualmente, este deseo por perder peso se convierte para ella en una necesidad.

Perfeccionismo

Este es un rasgo que se observa en la gran mayoría de las adolescentes con esta patología. Este factor se puede observar en su forma de hacer las cosas. Por ejemplo en su modo de estudiar, en las metas que se proponen, en las tareas domésticas, deporte…etc. Incluso el perfeccionismo se manifiesta en su deseo de cómo comer. Este rasgo es en gran parte responsable, ya que les lleva a realizar una dieta o restricción con unas normas alimentarias cada vez más rígidas.

Estos factores entre otros son los responsables de que tu hija desencadene una obsesión por adelgazar y/o un miedo por perder lo que ha conseguido. Esta obsesión y el miedo que le ocasiona, le impiden comer a pesar de tener mucha hambre. Por ello es habitual observar comportamientos en la mesa raros/extraños. Todos ellos dirigidos a evitar su pánico por engordar.

<–>