Rss Feed
Tweeter button

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Temas etiquetados como: ‘HABITOS BASICOS’

OTROS PROBLEMAS ASOCIADOS A LA BULIMIA NERVIOSA

12 mayo, 2010

1. DESORGANIZACIÓN DE HÁBITOS BÁSICOS.

Todo problema psicológico afecta en mayor o menor medida al funcionamiento general de la persona que lo padece, pero en el caso de la Bulimia Nerviosa, esto es muy característico

Es habitual observar en la persona con Bulimia Nerviosa una especial dificultad para mantener sus hábitos. Por lo general les cuesta mucho la constancia y en los casos más graves su funcionamiento puede llegar a ser bastante caótico.

Aspectos como:

- La inestabilidad emocional propia del cuadro bulímico

- Un estilo de pensamiento rígido del tipo todo-nada.

- El impacto de los atracones sobre una autoimagen ya de por sí deteriorada.

- El miedo a las situaciones sociales dónde creen que pueden ser juzgados por su apariencia física.

- El temor a perder el control en comidas sociales.

- Dificultades de atención, concentración y memoria.

…….

Entorpecen seriamente el mantenimiento de las actividades académicas, laborales y ocupacionales. Con una tendencia al abandono.

Cuando esto ocurre, se agrava el cuadro bulímico puesto que como sabemos el tiempo desestructurado aumenta las probabilidades de atracones e intensifica la obsesividad.

La familia en éste caso, cumple una función muy importante frenando ésta alteración. Lo primero es estimular y motivar al cumplimiento de las actividades y en algunos casos incluso acompañar, puesto que el miedo muchas veces les paraliza. Sabemos que si actuamos a tiempo, las posibilidades de que se reenganchen a sus actividades son mayores. Cuando ya se ha producido un abandono, será de gran ayuda mostrarse flexibles y ayudarles a buscar alternativas. Lo importante es que tenga el tiempo ocupado y mantenga sus rutinas: horarios de sueño, alimentación y actividades.

Recuerda, ésta alteración general es consecuencia de su trastorno alimentario evita criticarla por ello. No le puedes exigir igual rendimiento que cuando no existía el problema, pero eso no significa que no le pongas unos límites razonables. En la medida que se recupere, todo volverá a la normalidad.

próxima publicación: ALTERACIÓN DEL CONTROL DE LOS IMPULSOS