Rss Feed
Tweeter button

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Temas etiquetados como: ‘DESENCADENANTES’

Otros desencadenantes de los atracones

14 enero, 2010

¿POR QUÉ MI HIJA SE ATRACA DE COMIDA SI LO QUE QUIERE ES ADELGAZAR? (2ª parte)

Tras la lectura de este estudio, queda en gran parte contestada y de una forma lógica el primer interrogante. Sin embargo, quedan aspectos por explicar acerca de otros desencadenantes en los atracone

En un grupo de Bulimia, recordamos una paciente que era la menor del grupo, tenia solo 12 años y su peso no dejaba de subir. Un día en la terapia nos dijo “No sé lo que me pasa pero cuanto menos quiero comer más engordo”. Realmente tenía razón. A mayor obsesión por adelgazar, mayor ansiedad por comer.

Sin embargo, hemos de decir que los desencadenantes de los atracones no solo se limitan a la restricción y a la obsesión. Aunque efectivamente sean los principales factores, existen otros detonantes que debemos de tener en cuenta.

Por ejemplo:

En ocasiones, habréis observado que vuestra(o) hija(o) tras haber sufrido una frustración como por ejemplo un resultado académico que no se esperaba, ha llegado a casa muy nerviosa y sospecháis que se ha descontrolado con la comida.

En otros momentos sucede tras una discusión con algún hermano o algún conflicto con los amigos. En otras, cuando tienen que enfrentar alguna situación que consideran difícil o consideran imposible de superar o enfrentar.

Otros días veis que está triste y sabéis que son momentos de mayor riesgo para que aparezca el impulso con la comida.

Si os dais cuenta, estamos hablando de situaciones para ellas(os) difíciles y que les conducen a estados emocionales negativos que canalizan y expresan por medio de la comida.

Cada persona tiene su vulnerabilidad, pero no todas se descontrolan ante las mismas emociones. Algunas expresan su malestar atracándose cuando se sienten tristes o ante la sensación de vacio emocional. Otras sufren mayor riesgo cuando sienten rabia, ira o ante la ansiedad, el miedo…etc.