Rss Feed
Tweeter button

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Temas etiquetados como: ‘AUTOLESIONES’

LA ALTERACIÓN EN EL CONTROL DE LOS IMPULSOS

19 mayo, 2010

Las personas con bulimia nerviosa, son en mayor o menor medida impulsivas. Hasta aquí, ningún problema puesto que sólo estamos señalando un rasgo de personalidad probablemente previo al inicio del problema alimentario y que podemos tener todos. No obstante, cuando se presenta el problema de bulimia, no sólo se intensifica dicha impulsividad que claramente se presenta como alteración del control de los impulsos en lo relativo a la alimentación, nos referimos por supuesto a los atracones, sino que también puede afectar a otras áreas en la esfera de los impulsos y el comportamiento. Normalmente suele ser algo temporal, muy asociado al agravamiento del trastorno alimentario y que aparece como resultado de una intensa inestabilidad emocional.

Los comportamientos más habituales son los siguientes:

- Conductas agresivas hacia el entorno y/o hacia uno mismo (autolesiones).

- Abuso de sustancias (alcohol, drogas..).

- Abuso del teléfono, ordenador, compras…

………

La función de éstos comportamientos es muy similar a los atracones y tiene que ver con aliviar tensión. Hay que tener en cuenta que en ningún caso son comportamientos voluntarios sino que claramente hay una pérdida de control. Por ello su manejo desde la familia tiene que ser diferente. En ningún caso es conveniente castigar éstos comportamientos sino:

- Ayuda a tu hija en la resolución de su problema alimentario a través de los consejos que te hemos ido dando. Su mejora en éste nivel será la mayor garantía para la adquisición de autocontrol.

- Unos límites razonables y acordes para su edad van a favorecer la contención de éstas conductas.

- Deberemos entrenarnos en el manejo de situaciones de crisis. Cuando éstas conductas se intensifican puede llegar a ser necesario utilizar los servicios de urgencias. No dudes en hacerlo, son situaciones que no se pueden abordar en casa y requieren de tratamientos especializados.

- Posiblemente durante éste período, requiera de una mayor intensidad de tratamiento. La medicación se puede hacer necesaria (recuerda, en éstos momentos es de vital importancia garantizar que se la toma y sería razonable que no estuviera a su alcance).

- En algunas ocasiones éstos comportamientos pueden tener otras funciones además de búsqueda de alivio. Puede ser una forma de llamar la atención de la familia, evitar responsabilidades y/o conseguir otros beneficios. No dejes que tus emociones te nublen, reconocer que funcionalidad tienen éstas conductas sobre el entorno familiar, es una de las claves para su manejo.

Próxima publicación: “La obsesión con el cuerpo “