Rss Feed
Tweeter button

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.


Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /var/www/centroitem.com/blog/wp-includes/link-template.php:1105) in /var/www/centroitem.com/blog/wp-content/themes/cordobo-green-park-2/header.php on line 75

Mitos de los Trastornos de la Conducta Alimentaria IV: Como padre, no puedo hacer nada para que mi hijo se recupere.

26 noviembre, 2018 por Item Dejar una respuesta »

Las investigaciones realizadas en personas con trastornos de la conducta alimentaria (TCA), enfatizan una y otra vez la importancia de la familia dentro de los tratamientos, por múltiples motivos. De hecho, la Guía Nacional Sanitaria (Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud, responsable de promover un tratamiento eficaz en los trastornos mentales), recomienda que la familia sea incluida en el tratamiento de un Trastorno de la Conducta Alimentaria (TCA). En general, las pruebas apoyan la utilidad de las intervenciones con la familia en los TCA dirigidas a la calidad de vida de los cuidadores y, a su vez, pueden resultar en mayores beneficios para los pacientes (Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud, 2010).

¿Qué beneficio tiene para la familia acudir al tratamiento?

En primer lugar, lidiar con un trastorno de la conducta alimentaria supone un evento estresante no sólo para la persona que lo sufre, sino también para toda la familia. Múltiples estudios demuestran como la salud mental familiar se ve deteriorada en el proceso, encontrando niveles clínicos de ansiedad en un 37% de los cuidadores y de depresión en un 63,3% (Pla, Moreno, Durá y Dasi, 2014). Trabajar las relaciones familiares e integrar a la familia dentro del tratamiento ha demostrado un descenso en la sintomatología ansiosa y depresiva de los cuidadores (Sepúlveda y col, 2012).

En el Centro ITEM contamos con talleres para familiares basados en el modelo Maudsley desarrollados en el Hospital Maudsley de Londres, a través de los cuales se proporcionan pautas y herramientas para afrontar la sintomatología y se resuelven dudas y dificultades de los familiares. Este servicio es totalmente gratuito para los familiares de los pacientes del centro.

¿Qué beneficios tiene para el familiar con TCA?

Los cuidadores son una de las principales fuentes de información con las que cuenta el terapeuta durante la evaluación y el tratamiento. Además, durante el tratamiento se les va a pedir que colaboren en el proceso para ayudar al paciente a eliminar las conductas patológicas alimentarias y purgativas. A pesar de que uno de los objetivos del tratamiento es conseguir que la persona que sufre TCA sea capaz de mantener unos hábitos saludables por sí misma, durante el proceso va a necesitar que otra persona le ayude a controlar ciertos comportamientos que le generan excesiva angustia.  Por último, algunos comportamientos familiares se han relacionado con la aparición y el mantenimiento de los síntomas de los trastornos de la conducta alimentaria. Aprender a identificar estos comportamientos y modificarlos mejora el proceso de recuperación del paciente.

¿Y si mi familiar no se encuentra actualmente en tratamiento?

Es frecuente que las personas que sufren este tipo de patologías no tengan conciencia de enfermedad y no quieran acudir a tratamiento. Los profesionales especializados estamos acostumbrados a tratar primero con las familias para proporcionar pautas que ayuden a mejorar la situación en el hogar y que las personas que sufren un TCA acepten comenzar un tratamiento. Puedes encontrar más información pinchando aquí.

REFERENCIAS:

Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud (2010) Guía de Práctica Clínica sobre Trastornos de la Conducta Alimentaria. Madrid:  Ministerio de Sanidad y Consumo

Calvo, Rosa (2002). Anorexia y Bulimia. Guía para padres, educadores y terapeutas. Barcelona: Ed. Planeta

Pla, V., Moreno, E., Fuentes-Durá, I., & Dasí-DOI, C. (2014). Evaluación de un programa psicoterapéutico para cuidadores de pacientes con TCA: Estudio piloto. Informació Psicològica, (106), 28-40.

Sepúlveda, A.R., Graell, M., Berbel, E., Anastasiadou, D., Botella, J., Carrobles, J. y Morande, G. (2012). Factors associated with emocional well-being in primary and  secondary caregivers of patients with eating disorders. European eating disorders review, 20, 78-84.

Publicidad

Deja un comentario