Rss Feed
Tweeter button

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Archivado en 26 mayo 2010

LA OBSESIVIDAD CORPORAL

26 mayo, 2010

La obsesividad con el cuerpo es un síntoma central que aparece en los Trastornos del Comportamiento Alimentario.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de obsesión con el cuerpo?

- Es un pensamiento y/o imágen que tiene que ver con “engordar” o “estar gorda”, idea que aparece asociada a consecuencias catastróficas (ej. nadie me va a querer…).

- Es de carácter involuntario y recurrente. La persona que lo sufre, puede estar prácticamente todo el día pensando en ello.

- Genera un estado de miedo, intenso malestar, ansiedad…. Que lleva a la persona a recurrir a diferentes métodos encaminados a evitar “engordar”. Nos referimos a las conductas de evitación. Las más evidentes son las que se refieren a la restricción alimentaria, purgas, ejercicio físico etc… Sin embargo, existen otras conductas relacionadas con el cuerpo que también mantienen el problema. Existen dos tipos:

- Conductas de evitación activas: Son medidas que tienen el objeto de comprobar que no se ha engordado y/o se está adelgazando . Por ejemplo: Pesarse, medirse,preguntar a los demás sobre la apariencia física, utilizar ropa ajustada…

- Conductas de evitación pasiva: Son aquellas que le llevan a la persona a evitar enfrentarse al cuerpo para no pasarlo mal. Por ejemplo:no mirarse nunca al espejo, evitar persarse, no ir a la piscina, no ponerse determinada ropa ajustada y/o descubra el cuerpo e incluso llevar ropa holgada, resistirse a comprar ropa…

Ambos tipos de comportamiento pueden darse al mismo tiempo en función de la fase en la que se encuentra la persona. Las conductas de evitación pasiva suele estar muy presentes en las personas con bulimia, sobre todo cuando sufren atracones.

Otras evidencias de la obsesividad, es que sus temas de conversación suelen girar sobre aspectos relacionados con el cuerpo, comida, calorías, buscan información a través de internet, libros sobre el problema, coleccionan recetas, dietas etc… Tambien es habitual que pasen mucho tiempo en lo que ser refiere a su arreglo personal y es que a veces esto se convierte en todo un ritual en la búsqueda de una imagen perfecta.

Recomendaciones para la familia:

1. Retira la báscula de casa.

2. No contestes a sus preguntas del tipo ¿Crees que he engordado? ¿Como estoy?… Cuando éstas son reiterativas. Tus respuestas están retroalimentando la obsesión. Antes de ponerlo en práctica avisale para que lo entienda.

3. Trata de llevarle a otros temas de conversación, le estarás ayudando a manejar la obsesión.

4. Que se mantenga entretenida siempre es bueno. Le ayuda a pensar menos sobre éstos temas y previene la aparición de conductas de evitación ej. mirarse mucho al espejo.

5. Ayúdala a regular los tiempos de arreglo personal.

6. Acompáñala en la compra de ropa y que ésta sea razonable. Tiene que comprarse la ropa que necesita, ni más ni menos. Es importante que la talla se ajuste a su cuerpo y no al revés.

7. Estimula que afronte las situaciones en las que tiene que exponer su cuerpo.

Todas éstas medidas van a suponer un importante grado de malestar para tu hija. Recuerda que la obsesividad genera un malestar muy intenso. Será normal que se muestre angustiada e incluso agresiva. Sólo será posible cuando exista un cierto grado de conciencia del problema y motivación para cambiar. MANTEN LA CALMA.

“Con éste artículo damos por finalizado éste apartado de consejos para los familiares de personas que sufren bulimia. Esperamos haberos ayudado en éste proceso tan difícil que estais pasando. Si os interesa algún tema en concreto sobre la Bulimia Nerviosa u otro Trastorno Alimentario hacernoslo saber. Seguiremos utilizando nuestro BLOG como medio comunicación para afectados y sus familiares”.

GRACIAS

EL CENTRO ITEM REALIZARÁ PROXIMAMENTE UN TALLER DE VERANO.

26 mayo, 2010

TALLER DE VERANO: “MÓDULO DE IMAGEN CORPORAL

¿Tu cuerpo te genera mucho malestar?

¿La llegada del verano te angustia terriblemente?

¿Tienes dificultades para ir a la playa o a la piscina?

Es posible que sufras algún tipo de alteración de tu imagen corporal.

APÚNTATE A NUESTRO TALLER DE VERANO. ESPECIALISTAS EN TRASTORNOS DEL COMPORTAMIENTO ALIMENTARIO, TE AYUDARÁN

INFORMACIÓN:

- Grupos reducidos

- Taller quincenal. Mes de julio

- Tres sesiones por semana

- Sesiones teóricas y prácticas.

- Objetivos del taller:

. Conseguir una visión crítica del modelo estético actual

. Comprender qué es la imagen corporal y que factores mantienen

una imagen corporal negativa

. Realización de ejercicios prácticos en situaciones reales para superar

determinadas consecuencias negativas de este problema.

PRECIO: 120 €. Descuentos a socios de ADANER.

Si estás interesado/a llama al tlfno: 91 344 19 29 y realizaremos una entrevista personal.

LA ALTERACIÓN EN EL CONTROL DE LOS IMPULSOS

19 mayo, 2010

Las personas con bulimia nerviosa, son en mayor o menor medida impulsivas. Hasta aquí, ningún problema puesto que sólo estamos señalando un rasgo de personalidad probablemente previo al inicio del problema alimentario y que podemos tener todos. No obstante, cuando se presenta el problema de bulimia, no sólo se intensifica dicha impulsividad que claramente se presenta como alteración del control de los impulsos en lo relativo a la alimentación, nos referimos por supuesto a los atracones, sino que también puede afectar a otras áreas en la esfera de los impulsos y el comportamiento. Normalmente suele ser algo temporal, muy asociado al agravamiento del trastorno alimentario y que aparece como resultado de una intensa inestabilidad emocional.

Los comportamientos más habituales son los siguientes:

- Conductas agresivas hacia el entorno y/o hacia uno mismo (autolesiones).

- Abuso de sustancias (alcohol, drogas..).

- Abuso del teléfono, ordenador, compras…

………

La función de éstos comportamientos es muy similar a los atracones y tiene que ver con aliviar tensión. Hay que tener en cuenta que en ningún caso son comportamientos voluntarios sino que claramente hay una pérdida de control. Por ello su manejo desde la familia tiene que ser diferente. En ningún caso es conveniente castigar éstos comportamientos sino:

- Ayuda a tu hija en la resolución de su problema alimentario a través de los consejos que te hemos ido dando. Su mejora en éste nivel será la mayor garantía para la adquisición de autocontrol.

- Unos límites razonables y acordes para su edad van a favorecer la contención de éstas conductas.

- Deberemos entrenarnos en el manejo de situaciones de crisis. Cuando éstas conductas se intensifican puede llegar a ser necesario utilizar los servicios de urgencias. No dudes en hacerlo, son situaciones que no se pueden abordar en casa y requieren de tratamientos especializados.

- Posiblemente durante éste período, requiera de una mayor intensidad de tratamiento. La medicación se puede hacer necesaria (recuerda, en éstos momentos es de vital importancia garantizar que se la toma y sería razonable que no estuviera a su alcance).

- En algunas ocasiones éstos comportamientos pueden tener otras funciones además de búsqueda de alivio. Puede ser una forma de llamar la atención de la familia, evitar responsabilidades y/o conseguir otros beneficios. No dejes que tus emociones te nublen, reconocer que funcionalidad tienen éstas conductas sobre el entorno familiar, es una de las claves para su manejo.

Próxima publicación: “La obsesión con el cuerpo “

OTROS PROBLEMAS ASOCIADOS A LA BULIMIA NERVIOSA

12 mayo, 2010

1. DESORGANIZACIÓN DE HÁBITOS BÁSICOS.

Todo problema psicológico afecta en mayor o menor medida al funcionamiento general de la persona que lo padece, pero en el caso de la Bulimia Nerviosa, esto es muy característico

Es habitual observar en la persona con Bulimia Nerviosa una especial dificultad para mantener sus hábitos. Por lo general les cuesta mucho la constancia y en los casos más graves su funcionamiento puede llegar a ser bastante caótico.

Aspectos como:

- La inestabilidad emocional propia del cuadro bulímico

- Un estilo de pensamiento rígido del tipo todo-nada.

- El impacto de los atracones sobre una autoimagen ya de por sí deteriorada.

- El miedo a las situaciones sociales dónde creen que pueden ser juzgados por su apariencia física.

- El temor a perder el control en comidas sociales.

- Dificultades de atención, concentración y memoria.

…….

Entorpecen seriamente el mantenimiento de las actividades académicas, laborales y ocupacionales. Con una tendencia al abandono.

Cuando esto ocurre, se agrava el cuadro bulímico puesto que como sabemos el tiempo desestructurado aumenta las probabilidades de atracones e intensifica la obsesividad.

La familia en éste caso, cumple una función muy importante frenando ésta alteración. Lo primero es estimular y motivar al cumplimiento de las actividades y en algunos casos incluso acompañar, puesto que el miedo muchas veces les paraliza. Sabemos que si actuamos a tiempo, las posibilidades de que se reenganchen a sus actividades son mayores. Cuando ya se ha producido un abandono, será de gran ayuda mostrarse flexibles y ayudarles a buscar alternativas. Lo importante es que tenga el tiempo ocupado y mantenga sus rutinas: horarios de sueño, alimentación y actividades.

Recuerda, ésta alteración general es consecuencia de su trastorno alimentario evita criticarla por ello. No le puedes exigir igual rendimiento que cuando no existía el problema, pero eso no significa que no le pongas unos límites razonables. En la medida que se recupere, todo volverá a la normalidad.

próxima publicación: ALTERACIÓN DEL CONTROL DE LOS IMPULSOS

CHARLA: “EXPERIENCIAS EN EL TRABAJO CON GRUPOS DE FAMILIARES”

10 mayo, 2010
Amparada por la experiencia en el trato con las familias, la psicóloga Idoia Dúo Romero (centro ITEM), hablará de la importancia del trabajo con los padres, como un medio para potenciar la mejora de los síntomas alimentarios.

Enrique Berbel, terapeúta de los grupos de ADANER, se centrará en el trabajo con los grupos de afectados y los efectos de dicho grupo en la recuperación del trastorno.

Organiza: ADANER

Localización : Salón de Actos del Hospital del Niño Jesús. Madrid
Contacto : 91 577 02 61
Empieza a las 18:00 horas del 8 de junio y se calcula una duración de dos horas. Entrada libre, no es necesario apuntarse.

ACTUACIÓN ANTE LOS ATRACONES

5 mayo, 2010

En líneas generales, a la familia le va a resultar difícil actuar directamente ante los atracones de comida. Ello se debe a que son normalmente comportamientos encubiertos, esto quiere decir que se realizan a escondidas y cuando se está solo. No obstante podremos ayudar a nuestro hija/o en la prevención de los atracones.

CONSEJOS QUE SE HAN MOSTRADO EFICACES:

  • Ayuda a tu hija/o a eliminar los comportamientos restrictivos. El hambre y el ansia que produce la prohibición de determinadas comidas favorece los atracones.

Recuérdale las tres reglas de oro:

- Cinco comidas al día, que no pasen más de cuatro horas entre comida y comida.

- Cantidades adecuadas de comida. La saciedad es el mejor aliado.

- No prohibiciones. Ningún alimento es malo, todo consiste en dosificarse.

  • Tras un atracón, es frecuente observar restricciones de comida a modo de compensación. Persuade a tu hija/o a que realice la siguiente comida. Nuevamente estaríamos previniendo el hambre y el ansia por determinados alimentos.
  • Aunque el hambre y la prohibición de alimentos son los desencadenantes más importantes de los atracones, no son los únicos. Los estados emocionales negativos como son la tristeza, el aburrimiento, el enfado…. Y muy especialmente la sensación de gordura, son desencadenantes así mismo de éstos episodios. Ayúdale a contrarrestar éstas emociones favoreciendo su distracción a través de la programación de actividades estructuradas, si son fuera de casa mucho mejor. Las tardes y los fines de semana son momentos de riesgo.
  • Algunas familias con el objeto de ayudar a sus hijos, dejan de traer alimentos a casa, alterando de forma importante el funcionamiento normal. No lo hagas, recuerda que si no hay alimentos en casa, los va a buscar fuera y si los escondes va a dedicarse a buscarlos. La prohibición como sabes tiene un efecto paradójico e intensifica su impulso hacia el atracón. Intenta hacer la compra a diario para evitar acumular alimentos en casa. Los alimentos de mayor riesgo son normalmente los dulces y los que por lo general no requieren de preparación. Deja a su alcance pocas cantidades de los alimentos peligrosos y renuévalos sólo cuando lo tuvieras planificado. Poco a poco tu hija irá adquiriendo autocontrol.
  • En unas ocasiones tu hija/o te pedirá que no traigas determinados alimentos a casa y en otras de exigirá que lo hagas para satisfacer su impulso. No hagas ni una cosa, ni la otra. Tú eres la/el responsable de los aspectos domésticos relacionados con la alimentación. Muéstrate firme y aunque es difícil intenta no adaptarte al problema.
  • Es muy frustrante para la familia, encontrar restos de comida en la habitación de la hija/o u otros indicios de atracón. En muchas ocasiones se habrán comido la comida preparada para el día siguiente o habrán tomado la comida preferida del hermano. Esto genera enfado en la familia, sin embargo culpabilizar, castigar etc… Sólo va a empeorar la situación puesto que tenderán más a la ocultación, incrementando los atracones. Recuerda que el/ella se siente muy avergonzada y que sobre todo no lo hace porque quiere haceros daño. En realidad se trata de un descontrol de impulsos. Mirar para otro lado y hacer como que no ha pasado nada tampoco es la solución. Ayúdala a reconocer los mecanismos que mantienen su problema y ofrécele tu ayuda.
  • Si estás presente en el momento del atracón, intentar impedírselo probablemente va a provocarle ansiedad que se puede manifestar en forma de agresividad, y es que en ése momento necesita canalizar su impulsividad. Sólo en el caso de que este motivada a recibir tu ayuda en ése momento: intenta que coma el alimento en la mesa, con la comida en el plato y a ser posible que utilice cubiertos. Estaremos ayudándole a frenar el impulso y por tanto, favoreciendo una conducta alimentaria normal.

Próxima publicación: “Otros problemas asociados a la Bulimia. Cómo ayudarla/e”